Recorre personal de la SSA y Ayuntamiento colonias de Nogales

Kinto Poder

Nogales, Ver.- Personal de la Jurisdicción Sanitaria Núm. 7 de la Secretaría de Salud (SSA), COFEPRIS, Departamento de Vectores, Centro Urbano de Salud, la Coordinación Municipal de Salud y la síndica única del ayuntamiento edil encargada del ramo de salud, Karla Mireya Sánchez Núñez, con apoyo de elementos de Protección Civil, continúan con los recorridos por calles de las colonias en el Norte y del Poniente de la ciudad.

En la mañana de este miércoles estuvieron en la comunidad de Ojo Zarco, La Carbonera, Unión y Progreso y después del mediodía se trasladaron a la Colonia El Águila. De tal forma, con apoyo de un vehículo con equipo de sonido, se recorrieron las calles para informar a los habitantes de esas colonias acerca de su labor.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la lucha contra el dengue, hay estrategias de lucha antivectorial y que la prevención o reducción de la transmisión del virus del dengue depende por completo de que se controlen los mosquitos vectores o se interrumpa el contacto entre estos y los seres humanos.

Para controlar los mosquitos vectores, como los del dengue, la OMS promueve un enfoque estratégico, conocido como control integrado de vectores, el cual es un «proceso racional de toma de decisiones para optimizar el uso de recursos en el control de los vectores». Sus objetivos son la mejora de la eficacia, la rentabilidad, la congruencia ecológica y la sostenibilidad.

En tal sentido es que se llevan a cabo las acciones por equipos multidisciplinarios, integrados por personal de las instituciones de gobierno en sus tres niveles.

En esta labor, se informa acerca de la protección de personas y viviendas, donde es importante la reducción de las fuentes de infección en las viviendas y en la comunidad por iniciativa de sus habitantes.

Recomendaciones
Además, se debe procurar el uso de ropa que reduzca la cantidad de piel expuesta en las horas del día en que los mosquitos están más activos, ya que protege en cierta medida de las picaduras de los vectores del dengue y es una medida que se recomienda particularmente durante los brotes de la enfermedad.

Asimismo, se pueden aplicar repelentes sobre las zonas de piel expuesta o sobre la ropa, pero deben respetarse estrictamente las instrucciones de uso del producto.

Por otra parte, los mosquiteros tratados con insecticida son una buena protección para las personas que duermen durante el día (como los lactantes y las personas que han de guardar cama o que trabajan en turnos de noche).

En espacios interiores, el uso de insecticidas domésticos en aerosol, espirales antimosquitos u otros vaporizadores de insecticida también puede reducir el número de picaduras. Algunos elementos del hogar, como los bastidores de tela metálica para puertas y ventanas o el aire acondicionado, pueden lograr que disminuyan las picaduras.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *